Camaritas

10 06 2012

Simplemente… ¡me encanta!





El Descenso de Galiana

19 02 2012

Uno de los carnavales más originales que tiene lugar en el Norte de España se celebra cada año, y desde hace veinticinco, en Avilés. Por aquel entonces, en 1987, Avilés contaba con un alto índice de paro y una elevada contaminación en consecuencia de la industria que le rodeaba y rodea, hasta que a uno de los miembros de la conocida Peña Ixuxú se le ocurrió la idea de crear un descenso en canoa por una de las calle principales, la calle Galiana. La cosa no quedándose ahí, se  convocó mediante pasquines pegados por fachadas y escaparates la primera edición con éxito, mucho éxito. En aquel primer descenso colaboraron fundamentalmente tres bares: el “Don Floro”, con Sierra y Alfonso a la cabeza; el “Ochobre”, con “Toni Maravillas” y el “Trasgu” y de normas no había nada escrito.

Las reglas que más tarde se impusieron son simples: se prohibe la participación de vehículos de desguace o de aquellos impulsados a motor,  que sólo estén decorados con ramas, telas, papeles o plásticos, además de que la altura máxima no podrá superar los cuatro metros y el ancho los tres metros. (más información aquí)

Y para rematar el Descenso, las calles de Avilés se inundan de espuma, imaginaros el resto… Fue en 1993 cuando la fiesta llegó a su punto más álgido hasta la fecha, colapsando el centro de Avilés con más de 250 artilugios bajando por la calle. Este año, y hacía muchos que no lo veía, me acerqué a echar un vistazo coincidiendo con que en esta edición se celebraban las bodas de plata, con 21 vehículos inscritos. Y qué decir, ¡me encantó! Acabé atrapada hasta casi las rodillas en una lengua de espuma que bajaba de uno de los cañones, ¡pero que bien se pasa! Una cita obligada para los niños y no tan niños😉 ¡os dejo con las fotos que tomé! La temática os la podréis imaginar😉

LISTADO DE PARTICIPANTES
http://www.asturiasmundial.com/noticia/18343/pena-ixuxu-fundadora-del-descenso-de-galiana-dara-salida-artilugios-antroxu-aviles/

Información extraída de:
http://www.lne.es/aviles/2012/01/23/rio-divertido-carnaval/1188023.html
http://archivo.lavozdeasturias.es/html/179359.html
http://www.elcomercio.es/v/20120219/aviles/anos-surcando-agua-espuma-20120219.html 




Viaje a Holanda día 4: Ámsterdam y vuelta a casa

30 01 2012

El viaje estaba llegando a su fin, así que para rematar y teniendo en cuenta que solo contábamos con la mañana ya que nuestro vuelo era de tarde, nos dividimos en grupos. Mi grupo: ver el museo de Heineken ;D. Deciros que para llegar tardamos lo suyo no, ¡lo siguiente! Y es que en lugar de ir en recto como pudimos disfrutar a la vuelta nos matamos a callejear y a preguntar, aun así no tardamos mucho xD.

Una vez dentro pagas una entrada de 15€ en una taquilla y te colocas una pulsera que al final del recorrido tendrá su uso😉.

El recorrido está muy interesante, empiezas tirándote una foto en unos paneles que eliges (en nuestro caso fue en la etiqueta de la cerveza), ves la evolución de la marca en cuanto a diseño, pruebas los componentes de la cerveza, remueves la mezcla en un barreño caliente y te conviertes en una botella dentro de una sala 4D para luego salir a una sala moderna como ella sola a escuchar el porqué de la estrella en las cervezas. Creo recordar que la estrella era por el gremio de los cerveceros, que llevaban este brebaje durante la edad media a los campos de batalla, además te cuentan cómo tirar una caña de Heineken y el tiempo que debe transcurrir exactamente, luego pruebas tú en un simulador ;D.

Las siguientes salas contienen zonas para ver los anuncios de la marca y ambiente discotequero total, y luego pasas a grabarte un vídeo con un croma mientras cantas cual karaoke, ¡es genial! En la sala hay varias zonas para hacerlo, nosotras llevábamos una barca y sus remeros vestidos de holandeses dándolo todo detrás nuestro xD, cuando terminas te puedes mandar el vídeo por email junto con una foto😉. Y para rematar la visita, juegas en un futbolín gigante antes de entrar en la sala final donde los dos botones que tiene la pulsera sirven para canjearlos por cerveza o refrescos. Si entráis en la página podéis visualizar más lo que cuento ;D www.heinekenexperience.com

Antes de reencontrarnos todos y marchar al aeropuerto decidimos parar a comer algo muy típico y que llevábamos devorando a lo largo de todo el viaje, ¡patatas fritas! Y es que están buenísimas, sus tropecientas salsas también ayudan a ello😉 pero me quedo con la de mayonesa, ¡estaba tremenda! Además de que es diferente a la que vemos por aquí.

Después de camino a la estación paramos en algunas tiendas aunque por mi parte solo compré chocolate y unos caramelos de marihuana por llevar algo, ya que el queso y demás productos a la venta lo tenemos aquí sin ningún problema además de que solo llevábamos equipaje de mano, por lo que el tema souvenirs no triunfó xD.

El viaje de vuelta se hizo largo aún con el cansancio acumulado, llegamos casi a la madrugada y por mi parte aún me quedaba al día siguiente coger por la mañana el autobús de vuelta a Asturias, así que dormí como una enana😉. Ámsterdam se debe pisar al menos una vez en la vida, ¡cómo otras tantas ciudades! Me gustó muchísimo lo que pude ver del país, además de que el tiempo ayudó como nunca por lo que si podéis, ¡no lo dejéis pasar (*w*)/!





Viaje a Holanda día 3: Utrecht

2 11 2011

Al día siguiente descansamos un poco más de lo normal antes de levantarnos para recuperar energías y nos dispusimos a buscar sobre las 11 un lugar para desayunar: ¡piiiiii error! A esas horas prácticamente es la hora de comer, pero una cafetería no debería costar encontrarla, pues nada, ¡que no había! Así que después de preguntar y nadie saber indicarnos acabamos volviendo casi al principio de la ruta dónde habíamos visto una terraza y bingo, ¡nos pusimos las botas!

¡Mi desayuno! Tarta de queso con limón y Chocomel

Ufff el Chocomel, ¡que sobredosis llevé! Mi amiga Dre me lo recomendó antes de viajar, y vaya acierto… Es como mi querido Cacaolat pero con un ligero toque diferente, vamos… ¡manjar de los dioses para mi ;)!

Después de reunirnos todos de nuevo nos fuimos a visitar la oficina de turismo que estaba en el casco antiguo, recopilamos información y visitamos la catedral y su famosa torre, paseamos por sus calles y acabamos en el mercado de flores dónde un ramo de 40 rosas valía 5€ ¡aluciné! En general eran ramos de unas 40 flores por ese precio, se vendían como churros… ¡así quién no tiene flores frescas en casa ;D!

La Torre Dom

Los famosos canales de Utrech

Para verlo todo desde un punto de vista diferente decidimos hacer un paseo en barco por los canales, pero antes paramos en un supermercado a comprar la comida y la cena, que para sorpresa nuestra tenía un comedor acondicionado a la salida dónde podías comer lo que habías comprado, me pareció una idea genial ¡y muy económica ;)!

Paseando en el barco nos cruzamos con una góndola

Bajos en los canales

Asomados a la ventana

Fijaros en el rasguño, ¡chocamos en plena travesía jajaja!

Todos aplaudimos desde el barco a los novios

Fortaleza

Una vez que terminamos la vuelta nos fuimos a tomar cerveza a un local cerca de la estación que estaba guapísimo, de estilo irlandés de la cual no tengo foto😦. Después nos separamos y yo me fui con dos amigas más a mirar tiendas, el problema fue que todo cerraba a las cinco y solo teníamos unos pocos minutos para otear algo, así que aceleramos como pudimos y para cuando habían cerrado, nos compramos un helado y nos sentamos un rato en los canales, el buen tiempo acompañaba😉.

De nuevo nos volvimos a reunir y decidimos ir a probar los famosos coffee shop, donde puedes consumir legalmente drogas y nada de alcohol para después retirarnos al hostal a preparar la cena: compramos pancakes, queso y jamón york, algo que vimos que se consumía bastante junto con vino blanco. Y yo lista de mi, me dijeron que todo estaba en una nevera común, por lo que me puse a indagar en la barra del bar las neveras que habían sin encontrar nada más que cerveza, cosa que me extrañó así que me afané el revolver más, unas bolsas eran fáciles de ver y más con nuestros nombres, pero lo que estaba era revolviendo en el bar de cara al público, cuando caí en la cuenta salí por patas de allí… menos mal que no había nadie T_T. Nuestras cosas estaban en un cuarto bajando las escaleras desde el hall, así que después de recoger y fregar todos lo que cenamos ¡nos fuimos de fiesta!

Por la noche Utrecht ofrece un espectáculo de luces llamado Trajectum Lumen por ciertas zonas de la ciudad, el mapa te lo dan en la oficina, pero también realizan tours nocturnos. Nosotros vimos algunas de camino pero sinceramente nada que llamara especialmente la atención.

Cuando entramos a los pubs me sentí una liliputiense jajaja, decir que las y los holandeses son altos es poco, ¡aluciné! Había muy buen ambiente por los pubs, buena cerveza y canciones irreconocibles junto con otras demasiado pasadas como “Papi chulo”, casi me da un ataque con eso jajajaja. Lo malo que tuvimos fue que el hostal tenía toque de queda a las 3 y no abría hasta las 8, y los pubs cerraban a las 4, así que con mucho pesar decidimos que lo mejor era retirarnos antes de que cerrara porque al día siguiente, volvíamos para Ámsterdam.

Gente terraceando ;)…





Viaje a Holanda día 2: Ámsterdam y Utrecht

1 11 2011

Zombies del día anterior quedamos pronto en la Estación Central para vernos todos. Yo me levanté “temprano”, a las 8 y media, y me fui a desayunar… ¡y ya habían arrasado casi todo! Estos hostales no es que brillen por sus desayunos, pero tu café, leche, té, tostadas y cereales nunca faltan, por suerte repusieron justo las tostadas ¡así que me puse morada ;D! Dejé la mochila guardada en el cuarto común y, como era temprano, me dediqué a tirar fotos por el camino y por coincidencia, había unos vecinos utilizando el sistema de poleas para bajar un colchón, así que allí me quedé cual abuelo de obra oteando el sistema ;D

Cuando llegué al punto de encuentro me encontré que mis amigos venían todos en bicis ¡:)! Una de las compañeras no llevaba muy bien aprendidas las lecciones, por lo que dos de nosotros nos la turnábamos para llevar. El primer destino decidido fue ir a ver el Mercado de las flores: Bloemenmarkt. El despliegue es alucinante, la variedad de flores, semillas y plantas es digno de ver, os recomiendo darle un vistazo a este enlace  para saber un poco más😉

 http://www.disfrutaamsterdam.com/mercado-flores

¡Mi bici!

En el Mercado de las flores

Tienda de quesos

¡Para comprar regalos es una muy buena zona! Después volvimos a coger las bicis y creedme que allí con una bici eres dueño y señor de la calzada, tienes preferencia frente a los coches y si tocas el timbre los peatones se apartan a la velocidad de la luz, pero si eres peatón y no te apartas de sus bocas no tiene pinta de salir algo parecido a “bonita” jajaja. Decidimos después ir a un mercadillo en teoría especializado en ropa de segunda mano del que no recuerdo el nombre, la verdad que nada del otro mundo teniendo en cuenta a los que hay por aquí, pero he aquí una lista con los que existen en Ámsterdam y su temática😉
http://www.holandalatina.com/amsterdam/mercados.htm

Eso sí, nos pusimos las botas bebiendo el riquísimo zumo de naranja que hacía un marroquí que había vivido en España y con el que nos lo pasamos genial allí, ¡qué sed pasábamos! Porque todas, absolutamente todas las bebidas de los puestos con los que nos encontrábamos para comprar eran con burbujas, lo que para mí es mortal ya que no son mi fuerte, es más, se quedaban extrañados cuando les preguntábamos porqué no tenían Nestea o similares sin gas y con el calor que hacía en la calle os podéis imaginar T_T.

Esperando en un puente levadizo

Antes de ir a comer decidimos ir a visitar un bar-molino que producía su propia cerveza pero sin saberlo ahí se iba a acabar nuestro día de bicicletas… En ese trayecto me tocaba a mi llevar a mi amiga atrás sentada con la mala suerte de que se le escapó el pie cuando íbamos bastante rápido cuesta abajo y los metió entre los radios de la rueda de atrás de la bicicleta, paré en seco como pude pero la pobre se abrasó el pie derecho… Por un lado quedó colgando la suela de su bota, el talón pelado (nada grave) y tres radios de la bicicleta rotos, ¡premio!

Las bicicletas se las habían alquilado al dueño del barco en el que se alojaban por solo 10 euros en todo el día y sin depósito (no sólo era barato si no que los depósitos en las tiendas eran considerables…). Así que nos pusimos a buscar una tienda de reparación de bicicletas  para ver si nos lo podían arreglar en el momento y evitar pagar más de lo necesario, pero la única que había cerca (la bicicleta no podía rodar, por lo que la llevábamos en volandas) el chico nos dijo que no podía hacerlo en el momento, que estaban a tope y que hasta el día siguiente no podían hacer nada, después de fijarse dijo: ¿es de alquiler? ufff… ¡mucha suerte! Jajajaja era muy majo la verdad, pero nuestras caras eran un poema… nos ayudó cortándonos los radios para que pudiéramos llevar la bici rodando y para allá que fueron de vuelta con ella, con la suerte de que el hombrecillo del barco era un sol y dijo que el seguro las cubría sin necesidad de pagar nada. Lo mejor es que en el mercadillo antes se había perdido la bolsa que llevábamos de alquiler también en una de las bicis como equipaje y que con suerte volvimos a encontrar, vamos… un desastre :S

La cervecería con molino

Pero lo mejor de todo es que para rematar, cuando llegamos al molino ¡ese día cerraban por descanso! Era el destino jajajaja, tocados y hundidos nos fuimos a comer a la azotea de la biblioteca y fue un acierto total: vistas, buen buffet y nada caro😉

Stichting Openbare Bibliotheek Amsterdam, el sitio es una auténtica monada, allí nos tiramos un buen rato reposando el día para luego por la tarde emprender de nuevo la marcha andando e irnos al museo de la Casa de Ana Frank. Tras una cola de vértigo conseguimos entrar, la casa está prácticamente vacía por no decir vacía, aún así cuando lees por las paredes, subes por las escaleras y te cuelas a través de la puerta-librería falsa pena es lo mínimo que sientes, como muchos otros casos, la historia es de poner los pelos de punta.

Antes de ir al museo nos fuimos a nuestros respectivos alojamientos a buscar nuestras mochilas, ya que era bastante tarde y necesitaban el hueco los recién llegados por lo que fuimos a las consignas de la estación de tren y empleamos nuestras habilidades de Tetris para encajar cuantas más maletas en un hueco mejor, de baratas no tienen nada ;D

Como ya era bastante tarde, nos fuimos a buscar un sitio para cenar antes de marcharnos a Utrecht, la ciudad más cercana en la que habíamos encontrado alojamiento para el resto de los días. Abandonamos Ámsterdam y en unos 30 minutos creo recordar llegamos al nuevo destino con un viaje acompañados por unos paisanos como decimos aquí, entrañables la verdad, que no pararon de hacernos preguntas en todo el viaje y que se partían a reír solos de la que llevaban encima jajaja😉. Cuando llegamos alucinamos, todo el mundo estaba en la calle de fiesta y el ambiente que se respiraba era genial, pero muertos como estábamos nos fuimos a descansar a nuestro hostal http://www.strowis.nl/GB-html/hostel-utrecht-general.html ¡recomendadísimo!   Hasta el día siguiente…






Viaje a Holanda día 1: Ámsterdam parte 2

8 07 2011

¡Y empezó el Tour!

Nos dividieron en dos grupos de creo recordar 30 personas, y el guía más majo que nada para romper el hielo inicial nos mandó a todos gritar y saltar mientras nos tiraban una foto de grupo (espero que la suban algún día ;D). Nos explicó la historia de Amsterdam de una manera muy amena para después hacer ruta por el centro de la ciudad, ¡aquí las fotos con la ruta!

Empezamos por la Plaza Dam y el Monumento Nacional de la Liberación, que rinde homenaje a los caidos en la Segunda Guerra Mundial. Dam significa “dique” y la principal plaza de Amsterdam lleva precisamente ese nombre porque fue en ese lugar donde, allá por el siglo XIII, se construyó el primer dique de la ciudad.

Todo estaba preparado para la semana siguiente, cuando se celebraría el Día de la Reina, aún así al fondo se puede ver el Palacio Real.

El museo de cera Madame Tussaud Scenerama, justo al lado del Palacio Real.

Caminando por las calles… fijaros bien en la inclinación que tienen hacia adelante los edificios. En Amsterdam como ciudad portuaria que ha sido siempre, las inundaciones estaban a la orden del día. Los edificios por aquel entonces (no sé ahora) pagaban por metros de fachada, de ahí su estrechez que, al no caber el mobiliario por la puerta de abajo, idearon un sistema de poleas con los ganchos que hay colocados arriba del todo de cada edificio. Para que no golpease el cargamento que subieras por la polea en la fachada, los edificios se hacían inclinados hacia la calle.

El tema erótico no es para nada un tabú por esos lares, caminando por la calle te encuentras con una gran variedad de tiendas y locales que indican su actividad mediante banderas o directamente ves expuesto todo en sus escaparates. En el local de la foto están las banderas gays y de sadomasoquísmo.

Un AmsterdammertjeLas tres cruces son el símbolo de la ciudad, entre varias teorías que se barajan está la de que representa los tres grandes males que sufrió la ciudad a lo largo de la historia: inundaciones, incendios y la peste. Otra habla sobre el valor, la determinación y la misericordia y una tercera, sobre que San Andrés, el patrón de la ciudad, que murió en una cruz con forma de aspa. Nolo nos dijo sobre aplicarlas al tema futbolístico xD.

Begijnhof, “El Noviciado”. Se trata de un grupo de viviendas que se construyó en el siglo XIV y originalmente fue destinado a mujeres que tomaban el voto religioso de forma temporal y lo dejaban al abandonar la casa al, por ejemplo, contraer nupcias. Hoy aún continúa habitado por mujeres solas. Todo el sector se lo conoce como el de Engelse Kerk, La Iglesia Inglesa, donde también sobrevive una antigüa casa del 1420, Het Houten Huis, La Casa de Madera (la que es negra).

Solo tengo una foto dela zona en la que sale posando una amiga, así que mejor no subirla ;D. Pero para echar un vistazo a los jardines, clik aquí!

En esa pared se guardan algunos antiguos escudos familiares. Por lo visto en Amsterdam no existían los apellidos hasta la llegada de Napoleón, para identificarse en la puertas de las casas tenían estos escudos en los que se podía ver el oficio de la familia. Parece ser que cuando se les impuso el tema de poner apellidos, lo hicieron de manera muy cachonda como burla, por eso os recomiendo leer esta entrada ;D [Click aquí].

La casa de una familia de rancio abolengo xD, curiosas sus chimeneas cañones, el oficio estaba claro😉.

¡La casa más estrecha de Amsterdam! Que por lo visto, es la más estrecha del mundo con solo 101 centímetros de ancho, aunque eso sí, solo es la fachada. Hacia atrás se amplía un poco más. Nolo nos advirtió de que el dueño estaba el pobre hombre harto de que le picasen para enseñarla.

El coffee shop de mejor calidad elegido por votación popular. Por lo visto hay un concurso en el que te inscribes por unos ciento y algo euros a cambio de convertirte en juez. La ruta consiste en recorrer todos los coffee shop, probar sus productos y puntuar cual es el mejor y este, fue el ganador de los últimos años. Me imagino la capacidad que tienen los jueces para calificar después del segundo xDDDD. Solo es legal consumir un tope de drogas dentro de estos locales, es curioso ya que como llega entonces… además no se vende nada que lleve alcohol. Otra de las curiosidades que tienen es que dentro de este por ejemplo, y en muchos locales de la ciudad es habitual ver gatos bastante rechonchos paseándose a sus anchas por dentro; Es costumbre para que cacen los ratones que abundan dadas las circunstancias.

El barrio okupa. La ciudad tienen una curiosa historia con el tema, eso sí, sus fachadas son una auténtica pasada. En este post podéis ampliar información ;D [click aquí]

Esto me alucinó, se trata de un urinario público para hombres que usan. El tema vino de que con la movida de los 80, cualquier lugar cerrado se usaba para chutarse por lo que el alcalde de aquel entonces instaló este tipo de urinarios abiertos para evitar el tema. Las holandesas se cabrearon y se revelaron poniéndose en una fila todas juntas a orinar, amenazando así al alcalde de que lo harían constantemente si no ponían uno para ellas. Y se puso, pero al ser cerrado… acabó convirtiéndose en lo que se intentaban evitar, al final se quedó como estandarte para pegar carteles publicitarios. Es esa especie de cohete al fondo de Nolo [Link a foto]

Esta foto está sacada en el punto más alto de la ciudad, a creo recordar solo un metro o parecido por debajo del nivel del mar.

Alucinante como se posan unas casas contra otras. Cuando una casa se tuerce más de lo necesario se le mide por un tiempo la inclinación que sufre para luego reforzarla con unos tensores, una especie de vigas de hierro que atraviesan de un extremo a otro la casa agarrándola por completo. Son visibles desde la fachada ya que forman una especie de pinza y provoca que la casa si se mueve, lo hace al completo en bloque.

En el famoso barrio de  Jordaan se levanta la torre de la iglesia protestante Westerkerk, la Iglesia del Este. Está situada a pocos metros de la casa de Anna Frank, que relata en sus cuadernos el sonido de su reloj.

Hoy restaurante, De Amsterdam Waag formaba parte de las murallas medievales que rodeaban a la antigua ciudad. En 1488 se construyó como puerta para después convertirse en balanza pública. Para más info interesante: link.

¡Y fin! Sobre las cuatro de la tarde terminamos y nos pusimos a buscar una habitación para mi, ya que en el barco donde estaban el resto de compañeros y dónde me intentaban colar (sí, gitana como yo sola xD) vivían los dueños, así que… ¡a buscar a parte! Esto tiene una explicación jajajajaja, creo ¡jajajaja! A ver, con un mes de antelación nos pusimos a buscar hostal y nos dimos de bruces contra la pared: no había hueco. Nos volvimos locos buscando pero lo que quedaba eran algunos hoteles y allí, sus precios son para nuestro nivel desorbitados por lo que con todo dolor de corazón dije que no al viaje. Pasamos a una segunda fase buscando hostal en una ciudad cercana, ¡nada! Al final conseguimos el viernes y el sábado en Utrecht por lo que me volví a unir al viaje. Y como siempre vamos de hostal por una noche podía pasar colándome en Amsterdam, pero coincidió que consiguieron una casa barco con dueños inclusive cuando yo dije que no al viaje, por lo que al incorporarme de nuevo aposté a lo clásico: buscar en el mismo sitio por la tarde.

Todos se volcaron conmigo mientras recorríamos preguntando por una calle principal muy céntrica que unía la plaza Dam con la Estación Central y que condensaba un montón de hostales, ¡y no había una mísera cama! Pero en uno que parecía una taberna irlandesa entraron dos a preguntar, y ¡bingo! Una cama en una habitación de 10 y… ¡mala suerte! Me había dejado el DNI en la mochila en el barco con lo que no pude reservar. Así que con los pies cocidos por decirlo bonito nos volvimos al barco, cogí mi mochila y me calcé las chanclas de la playa podrida de calor para volver andando toda la distancia (una buena tirada) que había y esperar que no hubieran cogido la cama. ¡Y triunfé como los chichos! Cuando me dio la tarjeta de la habitación la chica vi el nombre, ¡lo había visto no se cuantas veces al buscar por internet! Resultó ser el Durty Nellys Inn, y estaba de pu** madre sinceramente. Cuando abrí la puerta de la habitación vi que todo era ropa y zapatos de chicas y bolsos (e aquí la mentalidad española de pensar ¿porqué no lo guardan si se lo pueden robar?), pero eso lo que me gustó, no había que preocuparse y curiosamente, la habitación no era mixta (siempre fui a mixtos). Me duché y reviví e intenté descansar pero aparecieron por turno mis compañeras de habitación: dos chinas, cuatro inglesas y 3 francesas, todas nos presentamos con nuestros respectivos países y tuve la suerte de que las chinas querían dormir juntas por lo que me cambiaron una de sus camas a la parte de arriba de la litera en el ventanal que daba a la calle principal😀.

Quedamos todos de nuevo en la puerta de mi hostal a las diez de la noche, pero me conozco y no soy de dormir siestas aún reventada como estaba, así que solo me tumbé un rato y a las ocho cuando las francesas se pusieron a dormir me fui a dar una vuelta y cenar la empanada que traía desde España. Empezé por los canales pero ya estaban muy oscuros, así que me fui a la Plaza Dam que tenía toda la feria en funcionamiento, y después, me fui a visitar el famoso Barrio Rojo. O vas por la noche o vas por la noche, ¡por el día pierde todo! Nolo nos explicó que allí tienen un sindicato y los trabajadores están legales. Trabajan en turnos de ocho horas y se exhiben y pagan más o menos dependiendo de la hora y los metros. Los escaparates están iluminados por fuera con luces rojas (me dijeron que los chicos las tienen en rosa, pero no lo vi) y por dentro hay bastantes locales con azulejos pequeños blancos (ese aspecto hospital antiguo me da mucho repelús), tienen cama, lavabo… todo preparado.  Luego nos encontramos todos y nos fuimos a terracear cerveza y dar una vuelta, y al día siguiente…

 

 

 





Viaje a Holanda día 1: Ámsterdam parte 1

11 06 2011

¡Conseguido!

La recopilación fotográfica de Holanda ha sido completada esta semana, ahora… ¡a por los posts ;)! Perdonad la tardanza T_T…

¡Vamos allá! Todo empezó en el verano del año pasado con un chollo vuelo que había en un fin de semana de diciembre, pero cuando llegó el día de volar ¡nos quedamos en tierra! El temporal de nieve que azotó Europa por aquel entonces nos tocó de lleno. Gracias a los móviles ya habíamos visto que el aeropuerto de destino estaba cerrado y nuestro vuelo de EASYJET cancelado, aún así, tardaron una hora más en comunicarnos en Madrid la cancelación del vuelo. Tras unas horas de sentirnos animales de aeropuerto estilo telediario, nos mandaron ir a los mostradores de la compañía para tramitar lo que fuera necesario, cuando llegamos habilitaron a parte del mostrador que había dos más así que parecía que la cosa iba a ir rápido, pero llegamos los penúltimos jajajaja ¡a esperar! Sabíamos que se podía hacer las cosas por Internet pero preferimos quedarnos a preguntar directamente los contras que tendríamos, entre ellos que no habría problemas en cambiar el vuelo con cualquier otro destino de EASYJET dentro de un mes. Y no solo el vuelo se nos resistió, si no que de los siete que íbamos a volar una finalmente no podía ese fin de semana, y otra perdió el DNI en la puerta de embarque, vamos… ¡qué estábamos de suerte!

Vistas desde el bus de Asturias

Asturias desde el autobús para Madrid
Zamora desde el bus

Zamora desde el autobús

Con el cambio hubo que guerrear un poco porque para Semana Santa no nos los daban, aún así mi amiga Roo hábil como es ella ¡lo consiguió! Y Semana Santa llegó y con ella el buen tiempo y nuestro cupo de viajeros al completo y con DNI’s preparados. Pero como no, yo y mi amigo Bole nos dormimos, así que ya nos veis salir corriendo a las 5 de la mañana a la parada del bus con todos los que habían celebrado la copa volviendo a casa jajajaja. Llegamos sin problemas y una vez dentro del avión no recuerdo más que dormir… Tras dos horas y algo, “¡arrivamos!” y nos fuimos a comprar los billetes de tren, al no ver taquillas atacamos las máquinas expendedoras con sus “pequeñas” colas, problema: que no aceptaban monedas y solo tarjetas Maestro (y todos con VISA), un problema que sufrimos casi en toda nuestra estancia allí. Rebuscando en monederos se encontró una, trap avoided!

Llegada al aeropuerto

Comprando los tickets (acercaros porque no tiene desperdicio :s)

El panel de nuestro tren

Lo primero que hicimos fue dejar la cosas en el barco que ellos habían alquilado, otro problema que tuvimos, ¡no había alojamiento para las fechas! Nosotros cuando viajamos somos de ir a hostales y comer barato, pero nos pusimos a ello un mes antes con lo que nos pilló el toro. Séis se fueron al barco y yo más tarde con su ayuda busqué un hostal en la calle central pero de eso toca hablar luego😉. Roo había ido a varios tours gratuitos por algunas ciudades europeas así que después de comer un kebab cerca de la estación nos fuimos a la una a la plaza Dam dónde se reúnen los guías de http://www.neweuropetours.eu. ¡RECOMENDADÍSIMO! Si tenéis un viaje pendiente a algunas de las ciudades que cubren, ¡id de cabeza!

Nada más salir de la estación… ¡esto es lo que vimos ;)!

Y lo siguiente que vimos fue esto, ¡bicicletas y más bicicletas!

Caminando hacia el barco

Vista de los canales

CanalesVistas desde una terraza

De la que seguíamos caminando este paisaje me recordó a Sevilla y su Torre del Oro

Las famosas casas flotantes

Buscando en el puerto el barco entre varia hileras

Nos repartieron números, a mi me tocó el 66 pero creo que el último era el 80 ¡así que al límite! Nos partieron en dos grupos y a nosotros nos tocó Nolo, un guía gallego majo majo que nos llevó durante unas 3 horas con descanso incluido por la ciudad de Amsterdam (con el acento en -dam), explicándonos la historia, costumbres, edificios y monumentos que había, pero para eso mejor os pongo la ruta y sus explicaciones con fotos en el siguiente post, porque si no se me va a disparar este😉.

Mi número en el tour mientras esperábamos en la Plaza Dam

A la izquierda ¡nuestro futuro guía Nolo!








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: