Viaje a Holanda día 2: Ámsterdam y Utrecht

1 11 2011

Zombies del día anterior quedamos pronto en la Estación Central para vernos todos. Yo me levanté “temprano”, a las 8 y media, y me fui a desayunar… ¡y ya habían arrasado casi todo! Estos hostales no es que brillen por sus desayunos, pero tu café, leche, té, tostadas y cereales nunca faltan, por suerte repusieron justo las tostadas ¡así que me puse morada ;D! Dejé la mochila guardada en el cuarto común y, como era temprano, me dediqué a tirar fotos por el camino y por coincidencia, había unos vecinos utilizando el sistema de poleas para bajar un colchón, así que allí me quedé cual abuelo de obra oteando el sistema ;D

Cuando llegué al punto de encuentro me encontré que mis amigos venían todos en bicis ¡:)! Una de las compañeras no llevaba muy bien aprendidas las lecciones, por lo que dos de nosotros nos la turnábamos para llevar. El primer destino decidido fue ir a ver el Mercado de las flores: Bloemenmarkt. El despliegue es alucinante, la variedad de flores, semillas y plantas es digno de ver, os recomiendo darle un vistazo a este enlace  para saber un poco más 😉

 http://www.disfrutaamsterdam.com/mercado-flores

¡Mi bici!

En el Mercado de las flores

Tienda de quesos

¡Para comprar regalos es una muy buena zona! Después volvimos a coger las bicis y creedme que allí con una bici eres dueño y señor de la calzada, tienes preferencia frente a los coches y si tocas el timbre los peatones se apartan a la velocidad de la luz, pero si eres peatón y no te apartas de sus bocas no tiene pinta de salir algo parecido a “bonita” jajaja. Decidimos después ir a un mercadillo en teoría especializado en ropa de segunda mano del que no recuerdo el nombre, la verdad que nada del otro mundo teniendo en cuenta a los que hay por aquí, pero he aquí una lista con los que existen en Ámsterdam y su temática 😉
http://www.holandalatina.com/amsterdam/mercados.htm

Eso sí, nos pusimos las botas bebiendo el riquísimo zumo de naranja que hacía un marroquí que había vivido en España y con el que nos lo pasamos genial allí, ¡qué sed pasábamos! Porque todas, absolutamente todas las bebidas de los puestos con los que nos encontrábamos para comprar eran con burbujas, lo que para mí es mortal ya que no son mi fuerte, es más, se quedaban extrañados cuando les preguntábamos porqué no tenían Nestea o similares sin gas y con el calor que hacía en la calle os podéis imaginar T_T.

Esperando en un puente levadizo

Antes de ir a comer decidimos ir a visitar un bar-molino que producía su propia cerveza pero sin saberlo ahí se iba a acabar nuestro día de bicicletas… En ese trayecto me tocaba a mi llevar a mi amiga atrás sentada con la mala suerte de que se le escapó el pie cuando íbamos bastante rápido cuesta abajo y los metió entre los radios de la rueda de atrás de la bicicleta, paré en seco como pude pero la pobre se abrasó el pie derecho… Por un lado quedó colgando la suela de su bota, el talón pelado (nada grave) y tres radios de la bicicleta rotos, ¡premio!

Las bicicletas se las habían alquilado al dueño del barco en el que se alojaban por solo 10 euros en todo el día y sin depósito (no sólo era barato si no que los depósitos en las tiendas eran considerables…). Así que nos pusimos a buscar una tienda de reparación de bicicletas  para ver si nos lo podían arreglar en el momento y evitar pagar más de lo necesario, pero la única que había cerca (la bicicleta no podía rodar, por lo que la llevábamos en volandas) el chico nos dijo que no podía hacerlo en el momento, que estaban a tope y que hasta el día siguiente no podían hacer nada, después de fijarse dijo: ¿es de alquiler? ufff… ¡mucha suerte! Jajajaja era muy majo la verdad, pero nuestras caras eran un poema… nos ayudó cortándonos los radios para que pudiéramos llevar la bici rodando y para allá que fueron de vuelta con ella, con la suerte de que el hombrecillo del barco era un sol y dijo que el seguro las cubría sin necesidad de pagar nada. Lo mejor es que en el mercadillo antes se había perdido la bolsa que llevábamos de alquiler también en una de las bicis como equipaje y que con suerte volvimos a encontrar, vamos… un desastre :S

La cervecería con molino

Pero lo mejor de todo es que para rematar, cuando llegamos al molino ¡ese día cerraban por descanso! Era el destino jajajaja, tocados y hundidos nos fuimos a comer a la azotea de la biblioteca y fue un acierto total: vistas, buen buffet y nada caro 😉

Stichting Openbare Bibliotheek Amsterdam, el sitio es una auténtica monada, allí nos tiramos un buen rato reposando el día para luego por la tarde emprender de nuevo la marcha andando e irnos al museo de la Casa de Ana Frank. Tras una cola de vértigo conseguimos entrar, la casa está prácticamente vacía por no decir vacía, aún así cuando lees por las paredes, subes por las escaleras y te cuelas a través de la puerta-librería falsa pena es lo mínimo que sientes, como muchos otros casos, la historia es de poner los pelos de punta.

Antes de ir al museo nos fuimos a nuestros respectivos alojamientos a buscar nuestras mochilas, ya que era bastante tarde y necesitaban el hueco los recién llegados por lo que fuimos a las consignas de la estación de tren y empleamos nuestras habilidades de Tetris para encajar cuantas más maletas en un hueco mejor, de baratas no tienen nada ;D

Como ya era bastante tarde, nos fuimos a buscar un sitio para cenar antes de marcharnos a Utrecht, la ciudad más cercana en la que habíamos encontrado alojamiento para el resto de los días. Abandonamos Ámsterdam y en unos 30 minutos creo recordar llegamos al nuevo destino con un viaje acompañados por unos paisanos como decimos aquí, entrañables la verdad, que no pararon de hacernos preguntas en todo el viaje y que se partían a reír solos de la que llevaban encima jajaja ;). Cuando llegamos alucinamos, todo el mundo estaba en la calle de fiesta y el ambiente que se respiraba era genial, pero muertos como estábamos nos fuimos a descansar a nuestro hostal http://www.strowis.nl/GB-html/hostel-utrecht-general.html ¡recomendadísimo!   Hasta el día siguiente…



Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: