Asturias, la costa de los dinosaurios

2 07 2010

Hubo un tiempo en el que la distribución de mares y tierras en el planeta se concentraban únicamente en un megacontinente, Pangea, que más tarde se dividió en dos debido a la aparición del Océano Atlántico y el juego geológico de las placas tectónicas. Una gran parte de Asturias, durante el Jurásico Inferior, estuvo sumergida bajo las aguas, pero tras la retirada de éstas, dejó el litoral convertido en una enorme marisma en la que quedaron inscritos los rastros de todos los organismos que sobrevivían en aquel ambiente. Los dinosaurios, en concreto, encontraron en ese fango un lugar idóneo para vivir.

El término dinosaurio (Dinosauria, gr. “lagartos terribles”), fue utilizado por primera vez en 1841 por el paleontólogo británico Richard Owen. Los dinosaurios constituyeron un grupo de reptiles terrestres que dominaron el planeta durante 165 millones de años (entre los 230 y los 65 millones de años a.C), lapso de tiempo que corresponde a la mayor parte del Mesozoico. Aún faltaban la friolera de 63 millones de años para que apareciese sobre la Tierra el género humano. Su extinción se cree proviene de tres causas que actuaron conjuntamente: por un lado, en el Golfo de México existe un cráter perteneciente a un meteorito que según parece, se estrelló hace unos 65 millones de años, por otro lado, la actividad volcánica aumentó considerablemente y por último, la cantidad de cambios climáticos durante el Cretácico. Todo este ajetreo exterminó sobre el 95% de las especies que habitaban por entonces la tierra. Los dinosaurios que sobrevivieron evolucionaron hasta lo que hoy en día conocemos como aves. Y a mi, se me calló un mito cuando vi que el velociraptor al evolucionar, sacó una cresta de plumas como fucsias (según nos dijo la guía del MUJA, hacía pocos meses que se había descubierto el color de las plumas que, al contrario que la piel, si fosilizaban), qué bien me lo vendieron en Jurassic Park, oye… Pero lo que sí me dejó KO fué el Tucán, considerado uno de los pájaros vivientes más antiguos de la Tierra,  un dinosaurio vivo que desgraciadamente, está en peligro de extinción.

Uno de los principales atractivos de la costa jurásica asturiana es la extraordinaria cantidad y variedad de huellas que hay, algo muy poco frecuente en otras partes del mundo. Incluso, se han descubierto huellas con tal tamaño que se desconocían hasta ahora. Entre los concejos de Ribadesella, Colunga y Villaviciosa se encuentra la ruta de la costa de los dinosaurios, una ruta compuesta por 9 zonas a veces inaccesibles, ya que dependen del estado de las mareas. Para todos aquellos que les apetezca volver al pasado y hacerlas, en este enlace se explican muy claramente LINK. También, en la página web del Museo Jurásico de Asturias, el MUJA, se pueden seguir ;).

Información extraída de:
http://www.desdeasturias.com/asturiasbasica/rutas.asp?idruta=1
http://www.vivirasturias.com/asturias/villaviciosa/la-costa-de-los-dinosaurios/es
Imagenes:
http://softporal.ucoz.ru/Images4/Dinosaurs3DScreensaver_wm.jpg
http://mediateca.educa.madrid.org/imagen/imagenes/publicas/tam3/zz/zzzeb9qt2i9ryaah.jpg

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: