Que haríamos sin él…

5 08 2008

Siempre ha estado a nuestro lado y sin embargo, no le damos mucha importancia a su origen. Hablo del mando a distancia para televisión, ese gran invento que provoca disputas y enfrentamientos caseros pues quien se hace con él tiene el “poder” cual estilo Hi-Man. Si bien encima de la mesa o por el sofá perdido podemos tener 4 o 5 mandos entre DVD, Televisión, Digital, etc… el origen de este aparato ha supuesto un gran cambio en nuestras vidas y que, como objeto cotidiano, ignoramos.

Nos remontamos a 1950 en donde Lazy Bones hacía su triunfal aparición en EEUU. Consistía en un controlador a distancia enlazado por medio de cables al televisor que con ayuda de un motor conseguía cambiar esos cuatro canales (como muchísimo) existentes. La empresa responsable de tal hazaña tecnológica fue Zenith Electronics Corporation. Este aparatejo conseguía cambiar de canales, controlar el volumen e incluso apagar y encender el televisor. Pero el cable y la casi nula existencia de canales no auguraban nada bueno para este primer mando a distancia.

Este aparatoso ejemplar evolucionó y dió paso en 1955 al Flashmatic, considerado ya el primer mando a distancia inalámbrico para televisores desarrollado por el ingeniero de Zenith Eugene Polley. Su forma de pistola hacía que televidente se convirtiera (por necesidad) en un buen francotirador ya que no debía vacilar apuntando a las 4 células fotosensibles que se distribuían en las 4 esquinas del televisor. El problema: cualquier fuente de luz modificaba también los parámetros del televisor.

Ya en 1956, Robert Adler ideó el siguiente en la línea de tiempo de los mandos a distancia para televisores: el Zenith Space Command que usaba en vez de luz, ultrasonidos para comunicarse con el televisor, pero ocurría lo mismo, el ladrido de un perro o el sonido de un instrumento alteraba el mecanismo.

La adopción de la tecnología infrarroja por los mandos a distancia a principios de los años 80 supuso un salto cualitativo importantísimo. Ahora cada instrucción se codificaba y el televisor lo podía entender.

La adopción de la tecnología infrarroja por los mandos a distancia a principios de los años 80 supuso un salto cualitativo importantísimo. Ahora cada instrucción se codificaba y el televisor lo podía entender.Es en 1987 cuando uno de los fundadores de Apple, Steve Wozniak, dio el pistoletazo de salida al mando a distancia universal con el modelo Core que lanzó una fugaz empresa llamada CL9, un mando universal que abriría el camino a las necesidades actuales.

En la actualidad, el mando más moderno es el Harmony One de Logitech, que incorpora una pantalla LCD táctil y que deja que lo programemos de forma visual. La evolución ha sido vertiginosa a lo largo de sólo cinco décadas, ahora sólo queda esperar y sorprendernos con la continua evolución de la tecnología.

Información extraída de: http://www.xataka.com/2008/03/19-mandos-a-distancia-un-poco-de-historia


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: