Viaje a NY: Día 8

3 06 2008

¡Día libre!

Nos dividimos en grupos de tres, pero las prisas nos hizo olvidar quedar en algún lugar para comer, así que el día completo nos lo pasamos divididos. Mi grupo: Fran, Mavi y yo, nos fuimos a ver el Metropolitan Museum que está a un lado de Central Park. Desgraciadamente, el metro no es que lo atraviese, así que tuvimos que subir hasta el  archiconocido Bronx y de ahí coger otro metro para bajar. Como era la primera parada en lo que es el barrio, no pasaba nada; el metro newyorkino no es que brille por sus estructuras, a mi me recordaba al metro de la película de Ghost (no han cambiado), están viejos y las estaciones dan bastante miedo, pero la del Bronx se llevaba la palma. Estuvimos esperando unos 10 minutos hasta que muy amablemente una señora se nos acercó y nos dijo que había problemas y debíamos cambiar de planta para coger otro metro, así que así hicimos (imaginaros nuestra pinta de turistas pringuis xDDD).

Cuando llegamos a la puerta del museo me impactó, tiene una fachada impresionante y ¡es enorme!. No hace falta pagar, pero como vimos haciendo cola a todo el mundo contribuimos a la causa con 10 dólares (ya con descuento de la tarjeta de estudiante internacional). Hay varios habitáculos, está Roma, Grecia, África, Egipto y Japón. ¡A cual más bonito! Eso sí, allí dentro es para echarle tiempo y paciencia (no había ninguna momia u.u). Estaban exposiciones de la talla de Kara Walker, Van Gogh, Andy Warhol, Dalí… todo un popurrí que lo hacía muy ameno, eso sí, me riñeron bastantes veces por llevar la mochila hacia atrás en lugar de hacia adelante por si golpeaba con algo (había demasiado espacio pero bueno…)

Después nos acercamos hasta Times Square a un McDonalds que estaba en Broadway a comer, ya que estábamos en EEUU habría que probarlo… aunque siempre es igual y más caro que en España (un menú pasaban los 7 dólares), ¡la decoración era impresionante! Tenian proyectores en las pareces, luces por todos los lados, un chico estaba allí con un amplificador tocando la guitarra eléctrica… ¡estaba genial! Luego nos fuimos a la Biblioteca de Nueva York a investigar un poco, era como en las películas, antigua con escaleras de madera… ¡era preciosa! había una sección para Asía dónde vi libros para aprender japonés y demás, luego otra de mapamundis antiquísimos, en dónde encontré uno de Oviedo del s. XVII!!! Tenían de todo la verdad… Después nos dispusimos a investigar una zona famosa por sus tiendas alternativas y una cervecería muy muy antigua (de 1854): Mc Sorley’s y a la zona de east village de nueva york. Sólo había una hilera de tiendas nada baratas igualitas a los chiringuitos que ponen en España (por un palestino te pedían 12 dólares cuando aquí los compro por 3 euros y de mejor calidad). Sinceramente, no gustó mucho.

Después nos fuimos a la cervecería a recuperar fuerzas y… ¡era como estar en el oeste! todo de madera antiguo, con su estufa de hierro en el centro con carbón, sus mesas gastadas… El camarero iba vestido con bata blanca muy acorde con la cervecería, le pedimos la cerveza que elaboraban y él respondiendo en inglés americano “cerveza negra” y nosotros la que hacéis, y él, cerveza negra, jajajajaja lo malo de los idiomas… asi que cuando vemos al hombrecillo traer 6 jarras de cerveza nos quedamos un poco ¡O.O! Nos pidió la cuenta en el momento y no me acuerdo exactamente, pero había sido poco para 6 jarras (creo que unos 10 dólares).  Y e ahí la cosa, la cerveza como decimos en mi pueblo, era “aguachirri” vamos, que era muy muy suave, como agua manchada ¡jajajaja! (yo que soy de cervezas fuertes…). Ahora, cuando me fui al baño (allí en Nueva York los llaman restrooms) sólo me encontré con una puertecilla estilo oeste que se abre de par en par, entonces pensé que pa’ un lado estaría la puerta de las mujeres y para el otro la de los hombres hombres… pues no, me choqué de frente con 4 hombres allí dentro “desliquidando” y yo en la puerta parada, así que lo único que se me ocurrió fue decir: “woman’s???? a lo que un hombre muy amablemente me indicó hacia un lado escondido fuera, vamos… ¡que como para encontrarlo!

Después nos volvimos para el hostal ya por la noche para ir a cenar y en busca de nuestros compañeros  (teníamos las dos llaves nosotros, así que ellos literalmente estaban en la calle :P). Y lo que es coincidencia… ¡llegamos a la vez! Ellos habían ido al Museo de Arte Moderno (MOMA), a la tienda de juguetes más grande, a la biblioteca… casi nos encontramos ;). Al día siguiente…


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: