Conjuro

27 12 2007

“Mouchos, coruxas, sapos e bruxas. Demos, trasnos e dianhos, espritos das nevoadas veigas. Corvos, pintigas e meigas, feitizos das mencinheiras. Pobres canhotas furadas, fogar dos vermes e alimanhas. Lume das Santas Companhas, mal de ollo, negros meigallos, cheiro dos mortos, tronos e raios. Oubeo do can, pregon da morte, foucinho do satiro e pe do coello. Pecadora lingua da mala muller casada cun home vello. Averno de Satan e Belcebu, lume dos cadavres ardentes, corpos mutilados dos indecentes, peidos dos infernales cus, muxido da mar embravescida. Barriga inutil da muller solteira, falar dos gatos que andan a xaneira, guedella porra da cabra mal parida. Con este fol levantarei as chamas deste lume que asemella ao do inferno, e fuxiran as bruxas acabalo das sas escobas, indose bañar na praia das areas gordas. ¡Oide, oide! os ruxidos que dan as que non poden deixar de queimarse no agoardente, quedando asi purificadas. E cando este brebaxe baixe polas nosas gorxas, quedaremos libres dos males da nosa ialma e de todo embruxamento. Forzas do ar, terra, mar e lume, a vos fago esta chamada: si e verdade que tendes mais poder que a humana xente, eiqui e agora, facede cos espritos dos amigos que estan fora, participen con nos desta queimada.” (en español)

queimadaEste conjuro mágico de origen reciente arrastra consigo una conocida tradición gallega desde hace siglos: la queimada. Se trata de un brebaje que se prepara a base de aguardiente, azúcar y limón en una cazuela de barro. En ella se combinan los tres elementos: agua, tierra y fuego, que aunque bastante discutida, parece ser el significado del triskel celta. Para prepararla, se debe estar en grupo formando un círculo alrededor de la hoguera, con las luces apagadas y recitando el conjuro.

Elaboración

En un cucharón largo y que soporte las llamas pondremos un poco de azúcar y aguardiente, a esta porción le prendemos fuego y la llevamos directamente a la cazuela de barro. Poco a poco y repetidas veces, debemos levantar el cucharón y dejar caer el aguardiente en el recipiente con cuidado de no salpicar. Este proceso se repetirá hasta que las llamas azules vayan perdiendo su color. Ésto se hace para oxigenar el aguardiente con lo cuál arderá mejor y cuanto más arda más suave quedará. Antes de que se apaguen las llamas, hay que coger del fondo del recipiente azúcar con el cucharón y dejamos que se queme un poco para hacer caramelo y se deja caer en la Queimada para conseguir ese característico color tostado.

La queimada tiene sus orígenes en las tribus celtas, éstas tenían ya establecido un tipo de celebración y purificación del pueblo quemando el alcohol del líquido, que al bajar por la garganta purifica los males del alma de la persona y la protege de los malos espíritus. El rito concluye con el baile de la muñeira, además, el aguardiente tiene propiedades medicinales, eso sí… rasca bastante ;).





El Carbayón

26 12 2007

12 metros de circunferencia, 6 metros de tronco, 9 brazos principales, 30 metros de altura y 38 metros de frondosa copa. Éstas eran las impresionantes medidas del majestuoso árbol que cobijó bajo sus ramas a los ovetenses durante siglos. El Carbayón (gran Roble en asturiano), nombre con el que fue conocido el árbol sagrado de los ovetenses, estuvo plantado al comienzo de la Calle Uria, la calle principal de Oviedo, durante varios siglos y a cuyo hecho se debe el sobrenombre de “Carbayones” que se da a los habitantes de la capital del Principado de Asturias.

Tras varios siglos de superviviencia, el Carbayón sufrió el efecto de la expansión de la ciudad el 15 de septiembre de 1879, donde fue subastado por 192 pesetas, y derribado casi un mes después, el 11 de octubre, tras la decisión tomada en el ayuntamiento de la la comisión de «paseos y arboledas». Votó a favor de la tala por catorce votos a nueve, tras dos rondas fallidas de votos.

Para que su memoria perdurase, del árbol original se obtuvo un esqueje el cual se plantó a pocos metros del originario, en la denominada Plaza del Carbayón, en la parte de atrás del Teatro Campoamor donde se celebran los premios internacionales Príncipe de Asturias. Este árbol, “El Carbayín” ignorado por muchos por su escaso tamaño, conserva en su sabia la memoria de todos los ovetenses de lo que un día fue el Carbayón.

Quedaron recogidas en el diario que posteriormente llevaría su nombre estas palabras dedicadas a nuestro árbol:

Aquí estuvo el Carbayón,
seiscientos años con vida
y cayó sin compasión
bajo el hacha fatricida
de nuestra corporación.
Este pasquín respetad,
si sois buenos ovetenses,
y en su memoria llorad
todos los aquí presentes
por el que honró a la ciudad.

Actualmente se conserva una placa conmemorativa en su lugar:

Placa Carbayón

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/El_Carbay%C3%B3n

http://www.hotelcarbayon.com/elcarbayon.php





La fuente de la Xana

18 12 2007

Xana

En el siglo VIII, el rey Mauregato de la pequeña monarquía asturiana, se había comprometido con los musulmanes a entregarles 100 doncellas cada año para desposarse con ellas. El rey, celoso de su pacto, elegía cuidadosamente a las doncellas más bellas del reino para ser entregadas. Un nutrido grupo de guerreros recorría ciudades y aldeas para elegir a las doncellas y éstas, pese a oponer resistencia, eran llevadas por la fuerza.

Sucedió un día que los guerreros se enteraron de que en Illas (Avilés), existía una joven muy bella, y raudos, hacia allí encaminaron sus pasos. Belinda, que así se llamaba la joven, sin sospechar en un principio los deseos de los visitantes, los recibió amablemente, pero cuando fue capturada, con gran habilidad consiguió que sus guardianes le permitieran ejecutar bellas danzas y canciones. La joven les ofreció bailar para ellos una danza maravillosa, pero esta tenía que ejecutarse en el campo, a la luz de la luna. Los guerreros, encantados con la gracia de Belinda, accedieron a su deseo y aquella misma noche salieron al campo. Una vez que se vio libre, la joven corrió desesperadamente hasta una fuente no muy lejana con el deseo de esconderse en aquel lugar y asi burlar a sus captores. Una vez en la fuente, oyó con gran sorpresa como de su interior salía una voz que le decía: “Si quieres ser tu mi xana vivirás días dichosos”. La joven, al oír estas palabras, preguntó que debía hacer para convertirse en xana; la respuesta no se hizo esperar: “Bebe un sorbo de mi agua, y te verás libre de los soldados y acabarás con el tributo”. Belinda así lo hizo y se convirtió en una joven de belleza sobrenatural.


Cuando los soldados llegaron al lugar intentaron capturarla de nuevo, pero la joven xana los miró con sus maravillosos ojos verdes e inmediatamente todos los soldados se convirtieron en carneros. Los días pasaron y el Rey, impaciente, viendo que sus soldados no volvían, mando otro grupo a Illas para cumplir su orden, pero estos tampoco volvieron. El Rey, alarmado, mando reunir a todos sus soldados y, a la cabeza del ejercito, se dirigió a Illas. Cuando llego al lugar pudo ver una gran cantidad de ovejas y carneros que pastaban apaciblemente alrededor de una fuente en la que se encontraba sentada una joven hermosísima que hilaba blancos copos de lana. Viendo que se trataba de un ser sobrenatural, se dirigió a ella y le pregunto si había visto a sus soldados, a lo que la xana le respondió que el no había enviado soldados, sino corderos. El Rey, enfurecido, contesto: “Repito que eran soldados, como los que vienen detrás de mi”, a lo que la xana contesto burlonamente: “También son corderos, y tu puedes ser el pastor”. El Rey volvió la cabeza y pudo ver como todo su ejercito se había convertido en un rebaño de mansos corderos; asimismo, sus lujosas ropas se habían transformado en las pobres prendas de un pastor. Entonces, tembloroso, suplico a la xana que deshiciera el encantamiento y que el se comprometería a cumplir lo que ella deseara. La joven le pidió que renunciara al tributo de las cien doncellas, cosa que el Rey acepto de inmediato y mando un mensajero al reino musulmán para que explicara que el pacto quedaba roto ante la imposibilidad de cumplirlo.

Desde entonces las doncellas no volvieron a ser capturadas y aún hoy en día, la fuente de la Xana se conserva próxima a Avilés, en Asturias.

 

Extraído de:http://elcajondesastre.blogcindario.com/2005/08/00052-leyenda-asturiana-quot-la-fuente-de-la-xana-quot.html





El atrapasueños

23 09 2007

AtrapasueñosCuenta la leyenda, que hace mucho mucho tiempo cuando el mundo era joven, un viejo líder espiritual Lakota, tuvo una visión en lo alto de una montaña. En esa visión Iktomi, el gran maestro bromista de la sabiduría, apareció en la forma de una araña y le hablo en un lenguaje sagrado, que solo los líderes espirituales de los Lakotas podían entender. Mientras le hablaba la araña tomo un aro de sauce, el de mayor edad, también pluma, pelo de caballo, cuentas y ofrendas y empezó a tejer una telaraña. Habló con el anciano acerca de los círculos de la vida, de como empezamos siendo bebes para luego crecer en la niñez, después a la edad adulta y finalmente llegamos a la vejez, donde debemos ser cuidadosos como cuando éramos bebes completando así el circulo.

Pero Iktomi dijo mientras continuaba tejiendo su red, que en cada tiempo de la vida hay un sin fin de fuerzas, algunas benignas y otras malignas. Si te encuentras con las fuerzas benignas ellas te guiaran en la dirección correcta, pero si escuchas a las fuerzas malignas, ellas te lastimaran y te guiaran en la dirección equivocada. Mientras la araña hablaba continuaba entretejiendo su telaraña, empezando de afuera y trabajando hacia el centro. Cuando Iktomi termino de hablar, le dio al anciano Lakota la red y le dijo: ¿ves la telaraña? es un circulo perfecto, pero en el centro hay un agujero, usa la telaraña para ayudarte a ti mismo y a tu gente, para alcanzar tus metas y hacer buen uso de las ideas de la gente, sueños y visiones. Si tu crees en el gran espíritu, la telaraña atrapara tus buenas ideas y las malas se irán por el agujero.

El anciano Lakota, le pasó su visión a su gente y ahora los indios Siux usan el atrapasueños como la red de su vida. Este se cuelga arriba de sus camas, en sus casas para proteger sus sueños y visiones: lo bueno de sus sueños es capturado en la telaraña de vida y enviado con ellos, lo malo, escapa a través del agujero que hay en el centro de la red para no ser nunca más parte de ellos.

¡Me encantan! Siempre me llamó la atención su leyenda y siempre tengo uno rondando por la pared de mi habitación. He regalado bastantes a mis amigos, pero ya han cerrado la tienda peruana que los vendía a muy buen precio jejeje, habrá que regatear en los chiringos ;), ¿Y vosotros? ¿Tenéis alguno?

Fuente: http://www.magia-celta.com/atrapasuenos.htm





Mitología Asturiana

22 08 2007

TrasguLa “Mitoloxía Asturiana”, extensa, moldeada y desgastada por el tiempo, es uno de los tesoros que esta tierra, “la mi tierrina”, nos regala a nuestros oídos y cautiva a aquellas mentes que por unos minutos, aunque solo sean unos minutos, se dejan arrastrar a un mundo místico, mágico y encantado.

Es muy difícil condensar la sabiduría popular en tan pocas líneas, pero quiero ofreceros al menos, unos pigmentos que podréis ampliar con los enlaces que hay en cada ser mitológico. Y ahora, ¿os dejáis arrastrar por un momento a un mundo mágico?

Empecemos con la definición que el Diccionario de la Mitología Clásica da al vocablo “mito”: Puesta en movimiento de la imaginación del hombre primitivo o no, ante un objeto que aparece como maravilloso e intrigante. El hombre, siempre envuelto en Las Xanas, el Cuélebre, el Nuberu, el Trasgu, la Güestia, el Diañu, la Bruja, etc. son algunos de estos mitos tradicionales asturianos, que emergen de la noche, la niebla, el mar, el fuego, el árbol, el río, el cielo… formando esos dioses pequeños, burlones y traviesos que visitan las cocinas, prados, nubes o fuentes, y que dieron lugar a tantas y tantas leyendas en Asturias.

La topografía le Asturias, plagada de rincones propicios a la fantasía, muchas veces envueltos en nieblas que dejan ver esos bosques frondosos, esas aguas transparentes o montañas riscosas, da lugar a que con semejantes características, fructifiquen creencias de fácil comunicación con el “más allá”, que propicien la creación de “genios” o “divinidades” relacionadas con todas las peculiaridades reseñadas.

Se ignora la antigüedad de los mitos que componen la mitología asturiana, se cree que su aparición está relacionada con el inicio del cristianismo en la región asturiana, entre los siglos III y el V. La evolución de ambos, cristianismo y mitología, ha llevado un recorrido paralelo en la mentalidad de los habitantes del viejo Principado de Asturias, que debido al secular aislamiento y atraso económico de la región, cobijó en sus recónditos valles e inaccesibles montañas una mentalidad arcaica, excelente caldo de cultivo para las supersticiones y mitos que hoy forman, deteriorados y evolucionados, lo que se llama “Mitología Asturiana”.

INDICE DE MITOS
Trasgu o Trasno Las Bruxas
El Suminciu o Sumicio El Diañu Burlón o Diaño / Diantre
Las Xanas o Encantadas Los Pautos y otros demonios
El Cuélebre o Culebrón Los Malinos
Las Chalgas o Las Ayalgas Las Lavanderas
El “Ome Marín” La Guaxa
La Sirena o La Serena Los “miedos” de los nenos
El Busgosu o Bulligoso La Manona o mano negra y el Pesadiellu
El Nuberu o Reñubleiro El Patarico
La Güestia o Santa Compañia L´home-llobo

 

 

Fuente:
http://www.sidreria.com/portal/asturias/mitologia/








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: